viernes, 21 de septiembre de 2018





"Es fácil imaginar cómo era nuestro pasado. Una enorme esfera repleta de seres primitivos, casi todos bichos de una sola o muy pocas células, El bajo pueblo de este planeta primitivo estaba habitado por amebas, algas y microbios, y la aristocracia, por lombrices y gusanos. Todos emergían del maren busca de un lugar donde instalar su hogar y mantener a sus hijos. No había nada más: agua, rocas y estas criaturas asquerosas y elementales.Ese fue el pasado de este puto mundo.
Pero hubo un pasado antes del pasado: un antepasado. Imaginar ese antepasado sí resulta cosa bien difícil porque hay muchas y muy contradictorias teorías.
Unos dicen que antes de que surgiera el mundo existía un enorme vacío. Es decir, no había nada. Cero más cero. Y de ese cero, de esa nada, de ese vacío provenimos. ¿Cómo? No lo explican. Otros afirman que, por el contrario, no existía un vacío sino un enorme despelote. Es decir, muchas cosas, pero completamente desorganizadas. Imagínense el armario de una chica de quince años o los archivos de una oficina de Hacienda cuando una víctima exige que se rectifique un error."





No hay comentarios: