domingo, 19 de marzo de 2017




Ion ha muerto a manos de este asesino cotidiano llamado Cáncer.
Ion no era de ETA.
Ion era de dónde éramos todos: del hartazgo por una dictadura que no acababa de morir. Aquella democracia nos dio los mismos disgustos que una herida cerrada en falso, y la infección estuvo a punto de devolvernos al infierno.
Ion pertenecía a la generación siguiente a la mía, más libre, más violenta, más generosa, más rebelde, más verdad.
Ion fue, unos años después, un admirado colega en la revista Oarso.
Ion escribió una novela que comienza el 26 de noviembre de 1985. Él tiene 21 años y duerme apaciblemente en su cama cuando lo detienen "guardias civiles del Cuartel de Intxaurrondo, sede de la 513 Comandancia de la Guardia Civil, en Guipúzcoa". Nos podía haber pasado a todos en aquellos años. Bastaba con pertenecer a un comité de empresa, colaborar en comunidades de vecinos, protestar por el desmantelamiento salvaje de fábricas, rebelarse en el trabajo por la miseria de los sueldos y los arbitrarios despidos... Nos llamaban activistas, y no era cierto, solo defendíamos nuestros emergentes y nunca comparecientes derechos. 
Extraigo una de los dos citas que encabezan 'Intxaurrondo. La sombra del nogal":
"Estos hechos parecerán a muchos naturales y a otros, por el contrario, inverosímiles. Pero, después de todo, un cronista no puede tener en cuenta estas contradicciones. Su misión es únicamente decir: "Esto pasó", cuando sabe que pasó en efecto, que interesó la vida de todo un pueblo y que, por lo tanto, hay miles de testigos que en el fondo de su corazón sabrán estimar la verdad de lo que dice." ALBERT CAMUS. 'La peste'.
Y también este fragmento de la entrevista que le hicieron en http://www.papelesdesociedad.info/IMG/pdf/ion-arretxe.pdf:
"Como se dice en algún momento de la novela, cuando no hay hechos que juzgar ni pruebas que aportar, todo se convierte en un juego de palabras —curiosamente, Intxaurrondo acaba coincidiendo con 'Parole, parole', la novela previa del autor—.
—¿No es más cierto que usted conoce a Fulanito de tal, alias Txuri, por ser miembro de ETA?
—¿Por ser miembro de ETA quién, él o yo?"
Puede que el cáncer haya tenido un colaborador necesario a la hora de matar a Ion. Tal vez la sombra del nogal que tanto preocupaba a su aitona Gonzalo.