miércoles, 9 de noviembre de 2016



Han ganado las tripas -de momento en los USA y en Grecia-, y su parte de atrás nos ha excrementado a este individuo. Es verdad que se trataba de elegir entre lo malo y lo peor, y quiero pensar que a pesar de todo se cumplirá esa ley no escrita pero constantemente cumplida de que una cosa es la campaña y otra la realidad en que termina. Me agarro a esa remota esperanza porque este tío está loco de remate y puede meternos en otra como aquella.


No hay comentarios: