miércoles, 23 de marzo de 2016








Padre Bach que estás en los Cielos...

(En esos que no se toman por asalto. En esos que son propiedad privada. En esos que se abren como inmensas ventanas en nuestro corazón y que dan a la belleza de una idea, a la firmeza de una creencia; o, sencillamente, a la libertad. En esos que no se rinden ni al Tiempo ni a los sucesivos imbéciles que pululan impunemente por nuestras vidas. Y es que no se puede encerrar la libertad: su pretendida cárcel quedará sellada... pero vacía.)




No hay comentarios: