sábado, 2 de enero de 2016









    Aprovecho este mísero resquicio que me concede la fibra óptica (que dice MOVISTAR que me ha instalado) para traerme la marcha-subidón en honor del general Radetzky y felicitar así de estruendosa y formalmente el nuevo año a todo quisque que pase por aquí.

    Aunque, a nada que se piense, más bien debiéramos felicitarnos por haber superado el 2015. Y ya no digo los anteriores.

    En fin, hermanitos, que ánimo y a este otro toro que ya viene derrotando lo suyo.











No hay comentarios: