miércoles, 2 de septiembre de 2015






    Cielos nublados. Un sol triste y sin fuerzas apenas puede con ellos. El aire viene cargado de humedad y huele a otoño y a rosas recién apagadas.
    No es casualidad que haya buscado esta canción. La atmósfera del día, la última lectura de ayer perseguida por un sueño de sepulcros iluminados, con la voz de Romeo resonando al fondo del helado mausoleo -"¿por qué estás hermosa? ¿será que el descarnado monstruo te ofrece sus amores y te requiere para su dama?"-; y luego el silencio, el breve silencio que rompe Julieta... 



No hay comentarios: