domingo, 23 de agosto de 2015


Si te miro, me miro. La prueba es que, cuando lloro, mis lágrimas tienen tu sal.






Padre mar, ya sabemos
cómo te llamas, todas
las gaviotas reparten
tu nombre en las arenas:
ahora, pórtate bien,
no sacudas tus crines,
no amenaces a nadie,
no rompas contra el cielo
tu bella dentadura,
déjate por un rato
de gloriosas historias,
danos a cada hombre,
a cada
mujer y a cada niño,
un pez grande o pequeño
cada día.


(Un fragmento de "Oda al mar", de PABLO NERUDA)



SITIO DE LA IMAGEN: https://twitter.com/de_la_plaza_AE?lang=es

No hay comentarios: