martes, 6 de mayo de 2014







Él tiene un cigarrillo apagado y un vaso vacío en su mano; yo tengo un café. Él canta, yo no. 

Él está triste, yo tampoco.

Él me dice: au fond du verre il y a la vérite toute nue c'est que je ne compte plus pour toi... 

Pero yo no le creo, él también.



6 comentarios:

Glo dijo...

Geografía peligrosa la del fondo de un vaso.

Mertxe dijo...

(jis...)

María Socorro Luis dijo...

Cómo me gusta escuchar cantar en francés...

Gracias por estos momentos.

Bisous, toujours

Mertxe dijo...

C'est si doux...

JULIA dijo...

Qué malos perdedores son la mayoría de los hombres.

Mertxe dijo...

Il s'y prend... non?