viernes, 15 de noviembre de 2013






Después de comer resulta muy agradable escuchar música, música sencilla, de fácil acceso a los sentidos. Esta composición siempre me ha gustado mucho. Cumple con todos los requisitos para depararme placenteros minutos de evasión. 

La "Pavane" de Gabriel Fauré, está basada en una danza cortesana española del siglo XVI y es capaz de envolvernos en una delicada atmósfer, en donde sólo el piano tiene voz, una pequeña voz susurrándonos antiguas nostalgias

Su versión orquestada también es interesante, pero no para esta hora, no para mí en esta hora que abre la tarde.




5 comentarios:

El Aviador Capotado dijo...

http://youtu.be/cieRSkPDkTs

Τα λεφτά μου όλα δίνω για μια ζημιά
που θα κάνει άνω κάτω την λογική σου
θέλει τρέλα η ζωή μας και νοστιμιά
άμα θες να βρεις τις πύλες του παραδείσου


Doy todo mi dinero solamente por algo
que ponga la razón patas arriba.
La vida necesita de la locura y la picardía,
si se quieren encontrar las puertas del Paraíso.

Un beso

Mertxe dijo...

Otro beso, éste con sabor a Maresme que, aunque cabreadito de otoño, sigue siendo muy agradable de habitar.

Glo dijo...

Uno de esos temas que podrían escucharse repetidas veces sin fatiga.

Un saludo.

Glo dijo...

Por cierto, que para comentar hay que abrir "manualmente" una ventana nueva. Será producto de los recientes (e irritantes) cambios de Blogger.

Mertxe dijo...

Pues no lo sé, Glo, pero mis experiencias en Internet en general y Google en particular son variopintas. En fin...