lunes, 8 de julio de 2013




Mira el breve minuto de la rosa


Mira el breve minuto de la rosa.
Antes de haberla visto sabías ya su nombre,
y ya los batintines de tu léxico
aturdían tus ojos -luego, al salir al aire, fuiste inmune
a lo que no animara en tu memoria
la falsa herida en que las cuatro letras
omiten esa mancha de color: la rosa tiembla, es tacto.
Si llegaste a advertir lo que no tiene nombre
regresas luego a dárselo, en él ver: un tallo mondo, nada;
cuando otra se repite y nace pura
careces de más vida, tus ojos no padecen agresión de la luz,
sólo una vez son nuevos.



De  
Variaciones y figuras sobre un tema de La Bruyère (1974)

guillermo carnero




3 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Gabon Mertxe.

Tienes un pequeño detalle en mi blog.

Abrazo detenido, con cariño.

Mertxe dijo...

Muchas gracias, amiga mía, esta noche me lo llevaré a Facebook (te llevo con frecuencia) para dar envidia a mis fans. Un gran abrazo que envuelve (¡ay de mí!) una inextinguible esperanza de que algún día volvamos a encontrarnos.

María Socorro Luis dijo...


Volveremos a encontrarnos, estoy segura.
Ya me veo contigo en un bar frente al mar al mar.

Besos.