lunes, 11 de marzo de 2013



..
.



.






.
Ignoro si servirá de algo en un futuro más o menos dilatado, pero somos muchos los que no dejaremos que los hechos sean enterrados en esta hermosa tumba. Sé que un día se conocerá la verdad y, aunque ya no estemos aquí para alegrarnos y horrorizarnos, de alguna manera, de alguna misteriosa manera, algo de esta justicia última penetrará nuestra noche. Sabremos entonces y tal vez nos sea dado de nuevo llorar, sufrir, sentir espanto siquiera un instante, cualquier cosa nos valdrá pero el olvido nunca...








.

3 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Así sea, Mertxe.

Egunon, maitia

Glo dijo...

En España no se habla del pasado colonial, ni de la guerra del Rif, ni de Atocha, ni de nada, porque a las familias en el poder temen que eso afecte a su comodidad.

Mertxe dijo...

Esto ha sido muy, muy fuerte. Estoy convencida de que se trató de un golpe de estado, así, como suena, porque que dos mindundis, un morito y un cristiano, no pudieron hacerlo ni materialmente ni, como es obvio, intelectualmente. Y luego están las pruebas destruidas e ignoradas. Esta semana hemos conocido lo que se desea el final del asunto: su carpetajo definitivo. ¿Teorías conspiratorias?... jajaja... Pero estas cosas ya se vieron en enero del 34...