miércoles, 15 de agosto de 2012

María Socorro Luis se despierta poeta todas las mañanas


...
"Ha de haber un lugar
donde encontrarte un día...
Si no, ¿por qué, di, Dios, por qué la vida?"


.
Como cálidos brotes de un espíritu que gobierna serenamente la máquina que lo transporta, de esta manera se percibe la poética de esta mujer. En un verso suyo puede caber todo un mundo de ternura, la inagotable lección de amor que sólo de un ser bueno y hermoso puede emanar. En un verso, en uno sólo, la filosofía más compleja se diluye en accesibles y sencillas verdades. La verdad vital, intensa, del día a día. La verdad vital, irrenunciable, del ayer. Ella recrea una y otra vez su entrañable patrimonio de emociones y sentimientos, nos muestra paisajes y figuras en una tranquila remembranza, en un sentir sin solución de continuidad. Leyéndola me he visto como si siguiera la corriente de un río manso y rumoroso, y me deslizaba por sus orillas temerosa de hacer el menor ruido, de puntillas para no romper, de alguna manera, la placidez de su nostálgico y a la vez lúdico recorrido.

En sus versos me he empapado de voces... y de silencios. Ese silencio de las cosas que no se nombran ni se ven pero que están allí mismo, sirviendo de invisible contrafigura a las otras. Porque la poeta tiene el raro poder de enseñarnos el objeto e incitarnos al otro lado. A la gente como yo les llega más nítido el ruido que no ha sonado y la imagen que aún está por dibujar, por eso su perspectiva poética me tiene tan atrapada desde el momento preciso en que la conocí. Nunca me ha engañado la sencillez de sus poemas, porque jamás he dejado de percibir en ellos la impronta de un potente pensamiento actuando como ese reflejo de color que los impresionistas les daban a las sombras.

Acabo de terminar dos poemarios que nada que no supiera -que nada que no adivine- me han revelado. Como no sea... Como no sea la relativa sorpresa de constatar que, cuanto más leo a esta gran mujer, más me gusta. Haré un breve resumen de aquellos poemas que mejor ilustran (en mi humilde opinión) cuanto he dicho. En cualquier caso me quedaré muy corta ya que son decenas los poemas que se han quedado para siempre en mi cabeza crepitando alegremente como pequeños fuegos.




___________________________________________________


      DE PRONTO YA ES INVIERNO

De pronto ya es invierno
y hay temblores de sol en los espejos
y ausencia en los pasillos...

¿Hubo un amor
o tan solo fue un sueño?
¿Un sueño aquel otoño?
¿Aquel cuarto de hotel
de paredes pintadas de amarillo?
¿Un sueño lunas, versos y campanas?

De pronto ya es invierno
y hay sombras del ayer por los rincones
y en mi dedo la huella de un anillo.


      EXPONGO

Yo,
poeta solitaria,
con gruesas gafas para ver
un mundo que no entiendo...
Hoy,
bajo un guiño de luna,
y frente a tu retrato

Expongo:

Que a mis noches les falta tu ternura
y a mis brazos tu abrigo.
Que en mi archivo de música,
no encuentro la que escuché contigo.

Que colecciono otoños y fracasos.
Noches de luna entera
y mapas con señales del pasado.
Que me sobran silencios.
Y que almaceno versos
amarillos de olvido.


      RADIOGRAFÍA
.
No me dejo embaucar por charlatanes
ni doy nunca mi voto
a los hombres marchitos.
No creo en ese Dios que me han impuesto.
Un Dios que pone trampas. Que amenaza.
Que casi siempre está dormido...

Me gusta, sin embargo,
volar hasta las cumbres
y bajar al abismo de los mares.

Asisto en solitario
a conciertos de jazz
y pienso en poesía.

En tus brazos está mi paraíso
                      .y sus metáforas.
Adoro tu sonrisa. Y sobre todo
me gusta conversar contigo.


      LÍMITES

Soy un trozo de un mágico país
que llaman Arcoiris.

Limito al Norte
con tus ojos, un lago azul
y el reino de los pájaros.

Al Este limito con montañas,
con un río de aguas plateadas
y con una esquina de la noche
donde duermen los sueños
de los niños sin patria.

Limito al Sur con un campo de trigo y amapolas,
con palmeras y con un sol que se esconde.

Y al Oeste
con un desfiladero de cristal
                          donde se escucha
música de Vivaldi.
Y con esa región que llaman poesía.


      ZIZURKIL, FEBRERO

Qué rojos tus claveles.
Rojos como la sangre
que brotó a cada golpe.

Qué verde está tu árbol.
Qué nevados tus montes.
Qué impotente
y qué triste tu gente.

Cómo duele pensarte torturado...
Cómo duele tu muerte.





Página de la poeta: SOCOPOEMAS


.

lunes, 13 de agosto de 2012

Tomado de El Portal de Inteligencia Emocional


.
1 - ¿Qué relación existe entre nuestras neuronas y nuestras emociones?
.
Las emociones y los sentimientos son procesos cerebrales y dependen por tanto del correcto funcionamiento del sistema nervioso y de las neuronas. Sin cerebro no hay emoción.
.
2 - ¿Cómo influye nuestro día a día y nuestro entorno sobre nuestro aprendizaje emocional?
.
De muchas maneras. Todo aquello que nos emociona atrae nuestra atención y se graba especialmente en nuestra memoria pudiendo influenciar más tarde nuestro comportamiento, especialmente las decisiones que tomamos.
.
3 - ¿Cómo podemos gestionar las emociones?
.
La mejor y quizá la única manera de gestionar bien las emociones es 1) utilizando el razonamiento para analizar sus causas y su posible curso temporal en función de nuestras experiencias y conocimientos, y 2) utilizando el razonamiento para crear emociones positivas, incompatibles con las negativas o inconvenientes. Quien sabe hacer lo anterior para sí mismo y ayudar a los demás a hacer lo propio tiene inteligencia emocional.
.
4 - ¿En qué casos nos debemos dejar llevar por las emociones?
.
Eso depende de cada persona y cada situación. Muchas veces no resulta nada fácil evitar que las emociones guíen nuestra conducta. Cuando las emociones son negativas y muy fuertes lo mejor que podemos hacer es procurar no expresarlas de manera inconveniente (como insultando o dando un golpe en la puerta). Cuando las emociones son positivas hay también que aprender a manifestarlas de forma conveniente. Las emociones son difíciles de controlar, pero su expresión no. Siempre podemos evitar enfadarnos de forma inconveniente o incluso mostrar nuestra satisfacción por algo cuando no nos conviene hacerlo, pero es mucho más difícil dejar de estar enfadados o contentos, cuando tenemos razones para ello.
.
5 - ¿Qué sucede cuando existe un conflicto entre la razón y la emoción?
.
Pues sucede que o cambiamos el razonamiento que hacemos sobre esa situación o cambiamos la emoción. Si no hacemos una de esas dos cosas el estrés no nos deja vivir. Si te enamoras de otro y engañas a tu pareja, o dejas a esa nueva pareja si en el fondo no es lo que deseas, o buscas razones que justifiquen el engaño. Lo que sea antes de seguir en la insoportable situación de conflicto y estrés.
.
6 - ¿Qué hemos de tener en cuenta a la hora de tomar una decisión importante, la razón o la emoción.
.
Las dos cosas, pues así será aunque no nos demos cuenta. Con la razón presentamos las alternativas y con la emoción las valoramos como positivas o negativas. Así funcionamos; la sola razón no es suficiente para tener una apreciación convincente de cada opción, especialmente en los casos difíciles.
.
7 - Desde un punto de vista científico, ¿qué ha pasado desde que Howard Garner propusiera en 1983 su teoría de las Inteligencias Múltiples?
.
La inteligencia emocional es una forma de inteligencia personal y social basada en las emociones. Sirve sobre todo para entendernos mejor con nosotros mismos; para organizar mejor nuestra vida y para llevarnos bien con los demás. Eso no lo garantizan siempre otras formas de inteligencia pero, en cualquier caso, lo mejor es tener al menos algo de todas las formas de inteligencia: de la analítica y de la emocional. Todas son importantes.






 

.

lunes, 6 de agosto de 2012

Chavela «con ‘v’ y no con ‘b’, para joder», grabó su primer disco en 1961 y se pasó por su «republicana gana» lo políticamente correcto




Los entrecomillados de esta frase que me traigo de El País supongo que son de Chavela Vargas. Me han parecido muy definitorios de esta mujer que ya se nos ha ido. En lo físico, naturalmente.
.
Me gustaba a veces sí y a veces no. La encontraba, en general, demasiado lenta, se eternizaba arrastrando sílabas, gestos, dolor. Cargaba deliberadamente la atmósfera de sus canciones con toda la intención -y lo logró con creces- de distanciarse del mariachi trompetero y festivo. Las mismas canciones eran otras canciones en la boca de esta mujer de voz alcoholizada y quejumbrosa. El dramatismo que destilaban las interpretaciones de Chavela Vargas tenía el poder de dejarme el corazón encogido y tembloroso, hecho un guiñapo, un saldo al final de temporada.
.
Otras veces, en cambio, me subyugaba y fue con su Piensa en mí que me convertí con más o menos entusiasmo al chavelismo. De cuando en cuando, sobre todo frente al ordenador, me abría sus archivos empezando por esa canción. Me parecía el introito natural a su obra. Me entregaba, no había opciones. Sentía que su voz era grito, grito suave, pausado, un desgarro lento entre silencio y silencio, y entonces algo mío, muy importante y recóndito, se me desplomaba sin ruido. Si me pidieran una definición de esta mujer espléndida y plena, atormentada y adolorida, y sobre todas las cosas satisfecha de haber vivido como le dio la gana, diría que fue un alma que nos rindió a sus tempos. Será difícil olvidarla. Será muy duro para su legión de seguidores perder de vista su pantalón de manta, la nívea blusa blanca y el jorongo. Y su rostro grande y anguloso, de espesas cejas, su andrógina figura, y su corazón inmenso, su corazón que la trajo in articulo mortis a España porque tenía una especie de deuda con Federico García Lorca. Quiso saldarla a base de homenajes, darle la gracias -gracias, Federico, que me has dado tanto-, antes de partir.


..


sábado, 4 de agosto de 2012

Giacomo Leopardi



      A Silvia.
          Canto XXI

¿Todavía recuerdas
de tu vida mortal, Silvia, aquel tiempo,
en el que la beldad resplandecía
en tus ojos huidizos y rientes,
y alegre y pensativa, los umbrales
juveniles cruzabas?

Resonaban las calmas
estancias, y las calles
vecinas con tu canto inagotable,
mientras a las labores femeniles
te sentabas, dichosa
de aquel vago futuro de tus sueños.
Era el mayo oloroso: y tú solías
pasar el día así.

Yo los gratos estudios
tal vez dejando y los sudados pliegos,
que mi temprana edad
gastaban y de mí la mejor parte,
en los balcones del hogar paterno
escuchaba el sonido de tu voz
y tu mano ligera
recorriendo la tela fatigosa.
Miraba el cielo calmo,
los dorados caminos y los huertos,
y allá el lejano mar, y allá los montes.
Lengua mortal no dice
lo que mi alma sentía.

¡Qué dulces pensamientos
qué esperanzas, qué pálpitos, oh Silvia!
¡Cómo la vida humana
y el hado contemplábamos!
Cuando recuerdo tantas ilusiones,
me abruma un sentimiento
acerbo y sin consuelo,
y me vuelve a doler mi desventura.
Oh tú, naturaleza,
¿por qué no das después
lo que un día prometes? ¿por qué tanto
engañas a tus hijos?
Antes que el frío arideciera el prado,
de extraña enfermedad presa y vencida
moriste, oh mi ternura, sin que vieras
las flores de tu edad;
no alegraba tu alma
el dulce elogio o de las negras trenzas
o de tu vista esquiva y amorosa;
ni contigo en las fiestas las amigas
de amoríos hablaban.

También murieron pronto
mis dulces esperanzas: a mis años
también les negó el hado
la juventud. ¡Ah, cómo,
cómo pasaste, cara compañera
de mi primera edad,
mi llorada ilusión!

¿Es éste el mundo aquel?
¿Éstas las obras,
el amor, los sucesos, los placeres
de los que tanto entre los dos hablábamos?
¿ésta es la suerte de la raza humana?
Al llegar la verdad
tú, mísera, caíste: y con la mano
la fría muerte y la desnuda tumba
de lejos señalabas.


Versión de Luis Martínez de Merlo




Imagen tomada en DESIDERATA
.




..

jueves, 2 de agosto de 2012

Francesco Petrarca

......

Imagen: Biblioteca Digital Nacional de Brasil

Humanismo y Valores

      Soneto a Laura

Paz no encuentro ni puedo hacer la guerra,
y ardo y soy hielo; y temo y todo aplazo;
y vuelo sobre el cielo y yazgo en tierra;
y nada aprieto y todo el mundo abrazo.

Quien me tiene en prisión, ni abre ni cierra,
ni me retiene ni me suelta el lazo;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni me quiere ni quita mi embarazo.

Veo sin ojos y sin lengua grito;
y pido ayuda y parecer anhelo;
a otros amo y por mí me siento odiado.

Llorando grito y el dolor transito;
muerte y vida me dan igual desvelo;
por vos estoy, Señora, en este estado.


.Versión de Jorge A. Piris


.


.