sábado, 19 de mayo de 2012

De pronto su poesía

    Primero lo he buscado en el número 21 de Poesía en el Campus, una revista con la que me entretuve hace unos días y que me dejó flotando en otra época. ("Uno se cree que los mató el tiempo y la ausencia...) Luego, ahora mismo, con Jon Juaristi todavía en el buscador se me ha abierto el blog de Germán Yankee y no he podido resistirme a leer. Otro poema, ha sido otro golpe, otro recuerdo amargo, la sensación de volver a respirar aquel aire envenenado del que tanto me costó reponerne.
    Estoy modificando el contenido de la entrada que hace un rato he lanzado, porque no quiero dejar pasar este nuevo poema que situaré como inicio de la minúscula muestra que presento de la poesía de Jon Juaristi, al que no leí cuando debía y olvidé leer después.






.
RULETA RUSA 

......A Germán Yanke
.
Una tarde inverniza se encorvaba
sobre las falsas ruinas
de aquel rincón del parque del colegio,
detrás del cobertizo de Artes Plásticas.
.
El hijo del altísimo
jerarca falangista Mendazona
puso el coñac y el arma.
.
La época agonizaba, con su estilo
demasiado rotundo:
puestas de largo en el Marítimo,
hockey, regatas, tennis,
fiestas de fin de curso con madrinas,
campamentos del Opus,
chóferes de uniforme azul marino,
prestigiosa onomástica (Cristina,
Verónica, Natalia,
Gonzaga, Álvaro, Diego),
títulos pontificios
y partidos de cricket en el green.
.
Al oírse el disparo
corrimos todos a la desbandada,
corzos desparramados
sobre un tapiz de asunto cinegético.
.
No fue el azar tan cruel con Ibarreche.
Era el más débil de nosotros. No
habría remontado
los malos tiempos que se avecinaban.



De Los paisajes domésticos
.
BLUES DEL CASTILLO DE BARBAZUL
.
Nada te exime ya de la tristeza,
pues no recobrarás el raro brillo
del instante que acaba de pasar.

Roe el tiempo la tarde que soñabas eterna.
Cuajarones de sombra irrumpen en el cuarto,
preludiando una noche de escabrosa nostalgia.

Ahora, bajo la sábana donde el sudor se enfría,
reparas en las manchas del techo, en el raído
repostero que cuelga en la pared de enfrente
y en el cuerpo de aquélla que dejó de gustarte.

Viejos, como este cuento repetido:
la obligación neurótica de enviudar cada día.

De Suma de varia intención

ALTER BILBAO MOND
In memoriam B.B.
.
Si me vine a vivir entre vosotros,
si habité alguna vez esta ribera
junto al mar deletéreo, sus ramblas
ávidas de salitre y vendavales,

no me trajo el amor. Escribí, es cierto,
Da wo noch Liebe Iohnt, pero os supongo
avezados de antiguo a la engañosa
ceremonia de sombras que solemos

llamar Literatura. Yo buscaba
añadir a un destierro otro destierro,
acibarar la ausencia de una patria
—y un matadero en flor era la mía—
con la vieja tristeza de tu luna,
arrabal de la vida, Vinogrado.

SPOON RIVER, EUSKADI
.
¿Te preguntas, viajero, por qué hemos muerto jóvenes,
y por qué hemos matado estúpidamente?
Nuestros padres mintieron: eso es todo.

.

2 comentarios:

Glo dijo...

Somos presa fácil. Yo me emociono pensando en la persona más clarividente y honesta que ha habido en mi vida. Nunca le agradeceré lo suficiente que me librara de tantos errores.

Mertxe dijo...

Yo no les hice caso a las mías. Después, cuando volví en mí, no me hicieron reproches, simplemente dejaron que en sus aguas entraran mis arrepentidas aguas. Como si nunca se hubieran apartado. Ocurrió porque mis padres no mintieron: eso es todo.