jueves, 22 de septiembre de 2011

Troy Davis ejecutado


"A los que se preparan a quitarme la vida, que Dios les bendiga."

.
No hubo milagro. Tras veintidós años de espera, este hombre ha sido ejecutado por el asesinato de un policía.
.
Los hechos:
.
"En la noche del 19 de agosto de 1989, Mark Allen McPhail, un joven policía blanco de 27 años, muere al recibir dos balazos, en el parking de un Burger King de Savannah, una ciudad del Estado de Georgia, en el sudeste de los Estados Unidos. El agente, que no estaba de servicio, había corrido a socorrer a un SDF víctima de una agresión. Su intervención provocó la huida de los tres agresores. Uno de ellos, perseguido por el policía, disparó y lo mató. Nueve testigos señalaron entonces a Troy Davis, un negro americano de 19 años. T. Davis reconoció haber estado en el lugar de los hechos en el momento en que se produjo la muerte del policía, pero negó ser el autor. Ninguna prueba  material pudo establecer su culpabilidad, en tanto que el arma del crimen jamás fue encontrada. Sin embargo, en 1991, Troy Davis fue condenado a la pena de muerte."  LE MONDE.fr
.
Y a continuación todo empieza a tambalearse. Se suceden los recursos, en la medida en que van apareciendo indicios que pudieran probar su inocencia:
.
1) Los testigos: Bajo juramento, 7 de ellos se retractan tras el primer proceso; algunos llegan a afirmar que habían sufrido presiones de la policía y que no se atrevieron a contradecir la versión oficial; y otros, que se habían precipitado al asegurar que Davis era el que disparó. Estos virajes fueron reunidos en 2007 por la defensa y presentados ante el jurado federal, que los rechazó por llegar muy tarde.
.
2) Los miembros del jurado: También se volvieron atrás en su decisión. En declaraciones públicas, aseguraron que, de haber tenido conocimiento de los elementos recientemente descubiertos, no le hubieran condenado.
.
3) Nuevos y numerosos testigos: Han venido designando a un sospechoso. Se trata de Sylvester Coles, presente en el lugar de los hechos, y el primer acusador de Davis. Según los testigos, este Coles es el mismo que agredió al SDF y que después disparó sobre el policía. El mismo Coles reconoció haber tenido un altercado con el SDF.
.
4) Balística: El estudio balístico que sirvió de prueba para acusar a Troy Davis en el primer proceso de 1991 ha sido cuestionado por un informe reciente.


5) Horas antes de la ejecución: El abogado defensor de Davis presentó un requerimiento alegando nuevas pruebas. ¿Cuáles eran? Pues nada menos que "un falso testimonio" del forense que hizo la autopsia del cuerpo del policía asesinado.
..
Finalmente, ayer, miércoles 21 de septiembre de 2011, tras 20 años de denegación de justicia, y con una demora de 4 horas durante la cual se esperó en vano que la Corte Suprema de los Estados Unidos suspendiera la ejecución, a las 23: 08 h, a Davis le fue aplicada una inyección letal.
.
Fin de la historia.
.
Parece una de esas películas norteamericanas en blanco y negro que veíamos en los años, también en blanco y negro, de la posguerra. Por lo visto, el blanco y el negro se resisten a desparecer de ciertos estados USA.


.

7 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Injustificable. Dios no los puede bendecir.

Mertxe dijo...

Los EE UU son el paradigma de la democracia. Eso nos vienen contando desde Lincoln. Y por estas y las demás cosas, vemos cada día que los mitos no murieron con los Antiguos. Vivimos de ellos. Nadie nos va a quitar de la cabeza el pensamiento mágico.

Señoras, muy buenos días, y a salvar la cabeza porque, además de caérsenos la economía mundial... también ese satélite (¡americano!) que, en su trocito más pequeño, será como un autobús. Y encima España está en las previsiones de su leñazo. Veintiséis piececitas de titanio a lo largo de 800 km. (¡Todos debajo de los balcones!)

Glo dijo...

Yo le tengo muy poca fe a la justicia, igual que a la medicina. Claro que hay honrosísimas excepciones, pero los descerebrados y los carniceros parecen estar en número suficiente como para tener la certeza de te tocará uno en suerte en la ruleta rusa de la vida.

Mertxe dijo...

(Y yo que iba de pesimista... jis...jis...)

Glo dijo...

Cuando iba al colegio salté una zanja y me retorcí el tobillo. El cirujano del hospital más cercano recomendó operar. Mi madre receló: un lugar tan delicado para abrir; meses de rehabilitación, de pérdida de estudios... En el pueblo los niños se hacían de esas y peores, pero se les llevaba al compostor quien los vendaba, y listo. Con la operación preparada, mi madre me saca del hospital con la oposición del cirujano (todavía recuerdo la cara furiosa de aquel neardental), y visitamos un traumatólogo de otro centro, perro viejo y buena gente, quien ratifica que, no siendo yo un deportista de élite, lo que conviene en mi caso es escayolar y punto. Hoy no recuerdo qué pie fue el que me retorcí, pero sí noto la extirpación de esa glandulita que me procuraba confianza en los profesionales.

Mertxe dijo...

Sí, te comprendo y me lo explico. Conmigo fueron las vías respiratorias mal atendida. Todo lo contrario que en tu caso. Resultado: perforación de tímpano y a los seis años un cosidito que, al menos, terminó con los dolores. Oigo bien, salvo cuando 'me rezan', pero es verdad que pude haber tenido mis oídos muchísimo mejor. En fin...

Mertxe dijo...

Por cierto, yo tenía un compañero de trabajo y, sin embargo, amigo, que por idénticas razones que tú solía decir este aforismo de corte bíblico: "En un principio fueron los médicos, luego vinieron las enfermedades".