jueves, 4 de agosto de 2011

"Triángulos rosas"

.
.
Hace demasiado calor para ir a la playa. Me sirvo el segundo café de la mañana y me voy recta a mi periódico favorito desde hace la tira de años, Le Monde. Después del obligado paso por los artículos que hablan de la crisis, me topo con este titular: "Mort du dernier "triangle rose", déporté à Buchenwald pour homosexualité". Y me adentro en sus contenidos.
....Mientras leo la historia de Rudolf Brazda, un checo naturalizado francés en 1960 y caballero de la Légion d'honneur desde el pasado abril, voy recordando que cuando estuve en Saint-Léonard-de-Noblat en varias ocasiones mi anfitrión Mr. Labauchet, antiguo miembro de la Resistencia y poseedor de una emisora clandestina que él mismo había construido y disimulado tras la doble pared del comedor, me habló de los "triángulos rosas" de su región. Interesante y conmovedor el artículo. Fueron cerca de 10.000 personas las deportadas a Buchenwald a causa de sus tendencias sexuales. Para entonces, Brazda ya llevaba mucho tiempo de entrenamiento en esta desgracia puesto que en 1937 había sido condenado a seis meses de cárcel por 'corrupción entre hombres' y expulsado a su país. Después, cuando en 1938 Hitler entró a saco en Checoslovaquia, volvieron a juzgarle por los mismos 'crímenes' y le cayeron otros 14 meses de cárcel. Una vez purgada la pena, todavía le esperaron a la salida para enviarle directamente a Buchenwall, en donde le fue colocado el famoso 'triángulo rosa'. Un kapo comunista y, según declaró él mismo "un peu plus de chance que les autres", hicieron posible que no sucumbiera a 32 meses de infierno.
....Rudolf Brazda ocultó públicamente los motivos de su estancia en el campo de concentración. Sin embargo, en 2008 se inauguró en Berlín un memorial por las víctimas homosexuales del nazismo, lo que indujo a los allegados de Brazda a aconsejarle que se diera a conocer.
.
.
....Ha muerto ayer a los 98 años de edad. Lo ha hecho apaciblemente, dentro de un sueño. Dentro de una paz irrompible. Sus cenizas serán colocadas junto a las de su compañero a lo largo de 50 años, Édouard Mayer, muerto en 2003.

.

No hay comentarios: