sábado, 13 de agosto de 2011

¿Qué es lo que expresa nuestra ciencia?...



.
¿Es la estructura de nuestro mundo externo? ¿Existe un mundo externo? El idealista diría: "No, el mundo externo irradia de mi mente". El realista diría: "Sí, un mundo externo existe". El positivista lógico afirmaría: "La pregunta no tiene sentido, y me niego a responder a preguntas insensatas". ¿Cuál sería la respuesta de Einstein? No necesitamos conjeturarla, porque la tenemos en sus propias palabras. En su ensayo El mundo tal como lo veo, Einstein escribió en 1929:
..
"Lo más hermoso que podemos experimentar es el misterio. Es la fuente de todo arte y toda ciencia de verdad. Aquel para quien esta emoción es desconocida -aquel que ya es incapaz de detenerse para maravillarse y sentirse transportado por un sentimiento reverente- vale tanto como un muerto: sus ojos están cerrados. Esta vislumbre del misterio de la vida, bien que unida al temor, ha dado también origen a la religión. El saber que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe, manifestándose como la más alta sabiduría y la más radiante belleza, que nuestros torpes sentidos sólo pueden captar en sus formas más primitivas: tal conocimiento -tal sentimiento- está en el centro de la verdadera religiosidad. En este sentido, y sólo en este sentido, pertenezco a las filas de los hombres devotamente religiosos."


.
De la introducción de L. Infeld
.
I.ntroducción de L. I

No hay comentarios: