martes, 19 de julio de 2011

Baroja me sorprende con una poesía (o algo así)

 .
.
Somos la flor y nata

de los artríticos,

somos la quinta esencia

de los nefríticos;

tenemos casi siempre

hipertensión

y una vaga hipertrofia

del corazón.
Nuestra elegancia es cosa

bien manifiesta,

nuestra presencia nunca

es muy molesta.

Somos unos Petronios

de alta tensión,

más fervientes del plato

que de Platón.
No pueden compararse

con los artríticos

los gafos ulcerosos

o sifilíticos.

Somos productos natos

de selección,

que marchan por la vida

con distinción.
Nos lleva suavemente

nuestro organismo

a la gota, a la artritis

y al reumatismo,

y nos mete, por último,

de un empujón,

en el coma, que es signo

de conclusión.
Somos la flor y nata

de los artríticos,

somos la quinta esencia

de los nefríticos;

tenemos casi siempre

hipertensión

y una vaga hipertrofia

del corazón.


._______.
_________________________________________________________
Paseando esta tarde de tan difícil meteorología por Internet ya que la  calle se ha vuelto impracticable, me he encontrado con esta maravilla socarrona, posiblemente, como dicen en 20minutos, una venganza del escritor contra el pueblo de Cestona. (Obsérvese el contagio... a mí también me han salido ripios... jis... jis...) 
....Y, finalmente, aprovecho para añadir a esta barojiana entrada el obsequio que me hace hoy, 24 de julio, el propietario del blog UNA TEMPORADA EN EL INFIERNO. Se trata del siguiente recordatorio: "Un discípulo de John Cassavetes rastrea las huellas del Baroja surrealista en París". Desde aquí, aunque muy bien pudiera no verlo, le reitero mi agracecimiento por su gentileza.

.
.
.

4 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

jajajaja...pues de que està grandioso... està!

que buen humor


abrazos

MARIAN dijo...

un saludo de una donostiarra afincada en navarra.

Mertxe dijo...

Don Pío tenía muy mala milk, y en su etapa de médico en Zestoa se debió de arañar con medio pueblo, empezando por el alcalde y el cura. ¿Quién da más?

Buenas noches, Adelfa.

Mertxe dijo...

Kaixo, Marian.