jueves, 30 de junio de 2011

La tragedia griega (ergo...)


Post scriptum sobre las condiciones sociales:

La cuerda que ahorca al que se ahoga





Hace muchos años, el dibujante francés Wolinsky mostraba en una de sus viñetas a un hombre que ante los gritos de alguien que se está ahogando, le lanza una cuerda con extremo circular... que se revela ser mortal soga. Evocaba esta imagen al seguir la pantanosa negociación que condujo al pretendido acuerdo entre jefes sobre la deuda griega. Uno de los escollos a resolver eran las tremendas condiciones del "rescate" anterior, impuestas tanto por la Comunidad Europea como por el Fondo Monetario Internacional. Esta última institución fue concretamente la que hace un año exigió el "ajuste" que supone más sudor y desesperación para los trabajadores griegos tanto del sector público como del privado, y sin el cual Grecia no recibiría en julio los 12000 millones de euros sin los cuales no podría hacer frente a sus pagos. Conviene no olvidar que el responsable del Fondo era entonces el socialdemócrata Strauss- Khan, y que el forzado a aceptar es el también socialdemócrata Papandreu. Pues bien:

Leo en un informado artículo de Xavier Vidal-Folch que la gestión del FMI por Strauss- Khan no sería suficientemente rigurosa a juicio de los partidarios de una desregulación aun mayor de la economía, y que consideran que rescates como el griego o el irlandés son medidas contrarias a la razón económica. Al parecer la candidata Christine Lagarde (¡ministra de Sarkozy!) sería a los ojos de tales caballeros (o damas que también las hay) partidarios de estricta ortodoxia liberal sospechosa de contaminación por moribunda bacteria socialdemócrata. "...Al que tiene le será dado y al que no tiene le será arrancado" Para el que se ahoga ni siquiera ese momento iluso en el que cree que el lazo de la cuerda ceñirá su tronco y no su cuello.
.




______________________________

Éste es el final del artículo titulado Pasiva esclavitud versus cartesiana. Manera de vivir que Víctor Gómez Pin publica con fecha de hoy en El Boomeran(g).





3 comentarios:

Glo dijo...

No comprendo que un sistema cerrado (planetario) pueda contener una economía liberal. Y esto porque nadie puede elegir quedarse en o salir de la Tierra, y las espectativas al respecto no son reales, ni han llegado nunca a ser convincentes. Todo lo cual supone que debemos atenernos a una realidad limitada que debe ser administrada.

Ni los griegos ni los españoles tenemos ya libertad para emigrar masivamente a América, ni nuestras sociedades tienen la posibilidad de conquistar casi nada, ni literal ni figuradamente.

Lo sorprendente es que, aunque hemos tenido tiempo de pensar en algo desde que Juan Sebastián Elcano constató que esto es lo que hay, sólo se nos ha ocurrido emular, una y otra vez, a Roma.

Mertxe dijo...

El panorama nuevamente es triste. En fin, siempre lo es, endémicamente triste porque no hay salida a este afán de enriquecernos que nos mueve desde el principio de los tiempos. Todo es justipreciable, todo se sujeta a un valor relativo que nos esclaviza a la mayoría y entroniza en el país de Jauja a los otros. Últimamente se viene repitiendo hasta la saciedad, en un intento de involucrar a los pobres en esta formación de la llamada burbuja. (Que si nadie les ponía una pistola para solicitar un crédito...) Bueno pues sí, efectivamente tienen su parte de responsabilidad. Pero es que había que aprovechar la oportunidad de tener un techo, y deberían ser confundidos con los que se pasaron y, además de la hipoteca, solicitaron y/o aceptaron encantados el dinerito para el coche, las vacaciones, los eventos familiares, etc. etc.

Convendría no perder de vista que la gente paga, entre todo lo demás, que es todo, el Banco de España. Y el BE no dijo ni pío cuando la banca se inflaba a pedir créditos afuera para dar créditos aquí. Es decir, para vender lo que no tenían. Ni los gobiernos dijeron nada, ni, sobre todo, este ser que desde hace siete años no para de hundirnos en la ciénaga. Y luego está esa mitificada Europa, que ahora se nos cae al suelo incesantemente porque resulta que ni era tan sabia ni era tan honrada. Esto se nos va de las manos. Pero la pasta debe de estar en algún lugar. No se ha volatilizado. Los gobiernos conocen su ubicación, aunque parece ser que sólo miran hacia nuestros bolsillos: este mes nueva sangría. La luz, el gas... Me pregunto cuánto aguantaremos.


Muy buenos días, Glo, a pesar de todo muy buenos días.

Mertxe dijo...

Fe de erratas: "NO deberían ser confundidos".