martes, 7 de junio de 2011

e. e. cummings

.
.
.....................
...............En algún lugar al que nunca he viajado
.
En algún lugar al que nunca he viajado, dichosamente más allá
de cualquier experiencia, tus ojos guardan su silencio:
en tu más frágil gesto hay cosas que me arropan,
o que no puedo tocar por su cercanía.
.
Tu más sutil mirada fácilmente me descubre.
A pesar de que me cierre como dedos,
tú me abres siempre, pétalo a pétalo, como la primavera abre
(tocando hábilmente, misteriosamente) su primera rosa.
.
O si tu deseo fuera el cerrarme, yo y mi vida
nos cerraremos... hermosamente... repentinamente.
Como cuando el corazón de esta flor imagina la nieve, cuidadosamente,
en todas partes descendiendo.
.
Nada que podamos percibir en este mundo se equipara
al poder de tu intensa fragilidad; cuya textura
me inspira con el color de sus campos,
interpretando muerte y eternidad a cada respiro.
.
Yo no sé qué hay en ti que se cierra y se abre.
Sólo que algo en mí comprende
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas.
Nadie, ni siquiera la lluvia, tiene manos tan pequeñas.
.
.

No hay comentarios: