sábado, 14 de mayo de 2011

"Muerte de un gigante"

21 de noviembre de 2008
.
16 de marzo de 2009
.
1º de junio de 2009
.
Tan sólo le serán necesarios algunos meses a este gigante de la región Ségou, en Mali, para desaparecer. Algunos meses, una estación de lluvias, y toda una pequeña fauna de gusanos, termitas... que han reciclado este baobab, sin dejar de él, a fin de cuentas, más que unas pocas huellas apenas visibles hoy. A mí me gustaba este babobab, destino final de mis jornadas, para procurarme unos minutos de tranquilidad después del curro.
.
Publicado en Toubabou à Bamako, el 13 de mayo de 2011
.

.
_____________________________________
No es que me guste bogar por la red, no tengo tiempo. Aunque seguramente la verdadera razón es que no tengo ganas (como no he venido teniéndolas desde que me embarqué en Internet). Tan sólo me limito a páginas que necesito para información puntual y, por supuesto, a páginas que considero amigas por su calidad de contenidos. Ayer leía la prensa francesa y, por un clic involuntario, me encontré en el blog de Thierry Helsens. Me hipnotizó la cruda belleza de las fotografías de su última entrada, así que ni corta ni perezosa le pedí permiso para reproducirlas, texto incluido, en mi blog.


.
..

4 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Blogger va de pena. En cuanto al árbol es una metáfora de muchas cosas en la vida.
Cuídate.
Besos tras mi paliza de bici.

Mertxe dijo...

Pues a descansar, Noma, y que tengas un hermoso día. (Aquí sigue el viento, el casi-frío... y ahora ha vuelto la lluvia.)

Glo dijo...

Las plantas están sujetas a modas tan violentamente cambiantes como las de la ropa. Se desea toda planta difícil de conseguir o reproducir. En nuestro clima, las Adansonias se encuentran entre las especies codiciadas. Pero no recuerdo haber visto ningún babobab en mis viajes. Ni siquiera en invernaderos especializados en especies exóticas.

Mertxe dijo...

Yo lo he 'visto' en libros. Ahora mismo recuerdo la gran devoción del Tartarin por su baobab...