viernes, 31 de diciembre de 2010

Góngora para un fin de año


....................



      DE LA BREVEDAD ENGAÑOSA DE LA VIDA

Menos solicitó veloz saeta
destinada señal, que mordió aguda;
agonal carro por la arena muda
no coronó con más silencio meta

que presurosa corre, que secreta,
a su fin nuestra edad. A quien lo duda,
fiera que sea de razón desnuda,
cada Sol repetido es un cometa.

¿Confiésalo Cartago, y tú lo ignoras?
Peligro corres, Licio, si porfías
en seguir sombras y abrazar engaños.

Mal te perdonarán a ti las horas:
las horas que limando están los días,
los días que royendo están los años.
.



_________________________________________

...las horas que limando están los días, / los días que royendo están los años, los años que menguan nuestra vida, nuestra vida, esta vida... ¿Habrá otra vida después de los cometas? Otra vida que compense tanta sombra y tanto engaño, tanto dolor, una vida perfecta que haga del placer algo concreto, algo tangible, nutritivo y sensual, y no un constante espejismo. La vida más allá de la caverna al fin.

Os deseo una grata entrada de año, y un año mejor que éste, que ya lleva unas horas limando afanosamente su último día.
.
..

4 comentarios:

Bel M. dijo...

¡Qué bien recordado, Góngora!
Que tengas un 2011 estupendo, querida Mertxe. Abrazo grande y nuevecito.

Mertxe dijo...

Un abrazo muy fuerte, Bel.

Glo dijo...

Iba a saludar el año nuevo, pero veo que los ánimos están por los suelos.

Mertxe dijo...

Menudo año llevo... jis... jis... Y eso que me había prometido solemnemente no cargarme de tintas estas fiestas...