martes, 26 de octubre de 2010

Fado para una noche de otoño

5 comentarios:

Mertxe dijo...

¡Eureka! ¡Sólo había que alargar la carátula! (Mañana me compro unos percebes para premiar mi constancia entre otros méritos personales.)

Bel M. dijo...

Pues, sí, felicidades. Entiendo que por fin puedes ver vídeos.
Un abrazo, Mertxe.

Glo dijo...

Si ya digo yo que sobrellevar esto de la informática en solitario es como hacer horas extras tirando, uno solo, de un enorme bloque de piedra, igual que hacía aquel esclavo egipcio de "Asterix y Cleopatra".

Mertxe dijo...

Finalmente los veo... ¡pero echándole paciencia! Tengo una conexión lentísima, así se me ocurrió dejar que se cargara el vídeo en stand by, lo cual implica saco de dormir y avitualla para la campaña.

Bel, encantada de re-verte.

Mertxe dijo...

Desde luego que si. Lo mío es una especie de ciencia infusa que, sorprendentemente, al final me funciona. Pero que nadie me pida exlicaciones... jis... no sabría desarrollar mis ensayos.

Buenos y muy fresquitos días, Glo.