miércoles, 19 de mayo de 2010

"Frater, ave atque vale"

CATULO

.




      Carmen CI

Después de recorrer muchos países
y mares, he llegado, hermano mío,
para asistir a tus exequias tristes,
para rendirte el último tributo
y vanamente hablarle a tus cenizas
mudas, porque el destino te ha apartado
de mi lado a traición, injustamente.
Ahora, toma al menos esta ofrenda,
que según la paterna tradición
se tributa a los muertos, recubierta
por completo de lágrimas fraternas.
Éste es mi último adiós, querido hermano.





.

10 comentarios:

Glo dijo...

Bella y desolada despedida.

Mertxe dijo...

Siempre me impresionó el "hola, hermano y adiós". Me ha parecido la mejor síntesis para la circunstancia humana.

Un abrazo, Glo.

Juan Luis dijo...

Gran poeta, Cátulo. Qué buena idea traerlo aquí.

Besos

Mertxe dijo...

Dicen que el mejor... Lástima que doña Clodia no le hiciera mucho caso.

Juan Luis, amiguito mío, ¿cuándo reabres? Te echamos de menos, que conste en acta.

Marisa Peña dijo...

Catulo fue siempre mi romano preferido("Odi et amo")...este poema es impactante y nos demuestra, que a pesar de los siglos, los humanos seguimos moviéndonods por las tres heridas hernandianas.
Un beso, mi mertxe querida.

Mertxe dijo...

Poesía erótica, poesía de vida, poesía... Estos dos, en realidad, lo bordaban casi todo.

Marisa, guapa.

María Socorro Luis dijo...

Verdaderamente así es la vida: hola y adios.

Un gran abrazo, desde tu Donosti.

Soco

Mertxe dijo...

Otro para ti, Socoguapa.

Nómada planetario dijo...

Hay despedidas que dejan huella, más bien cicatrices que no las borra la cirugía del tiempo.

Mertxe dijo...

Un maravilloso latino ete Catulo. Voy a ver si le doy un repaso a sus poemas a Lesbia.

Muy buenos días, amigos.