jueves, 12 de noviembre de 2009

Volviendo a Unamuno



..........Madre, llévame a la cama


-Madre, llévame a la cama,
que no me tengo de pie.
.
-Ven, hijo, Dios te bendiga,
y no te deje caer.
.
-No te vayas de mi lado,
cántame el cantar aquél.
.
-Me lo cantaba mi madre;
de mocita lo olvidé,
cuando te apreté a mis pechos
contigo lo recordé.
.
-¿Qué dice el cantar, mi madre,
qué dice el cantar aquél?
.
-No dice, hijo mío, reza;
reza palabras de miel;
reza palabras de ensueño
que nada dicen sin él.
.
-¿Estás aquí, madre mía?
Porque no te logro ver...
.
-Estoy en ti, con tu sueño;
duerme, hijo mío, con fe.
.
.

6 comentarios:

Juan Luis Seisdedos dijo...

Un poema muy tierno. Sorprendente Unamuno.
Un abrazo

Mertxe dijo...

Sorprendente, sí.

Buenas tardes, Juan Luis.

María Socorro Luis dijo...

Pues sí, a mi también me ha sorprendido un poema tan dulce y tan tierno en este señor tan profundo... Y es que en el fondo...
Un abrazo"compañera de premios".

Soco

Mertxe dijo...

En el fondo... la infancia, aquel hogar. El tiempo de la ternura, que dice Marisa.

Glo dijo...

Qué desamparo... Pobre don Miguel y pobres todos nosotros.

Un abrazo.

Mertxe dijo...

Desde luego que sí, Glo, en estos dias entiendo más que nunca la palabra desamparo.