sábado, 18 de abril de 2009

"La rosa es sin porqué"


.
"la rosa es sin porqué
florece porque florece,
no tiene preocupación por si misma,
no desea ser vista"
.
(Peregrino Querubínico. Angelus Silesius)







"El hombre difiere de la rosa en que a menudo, con el rabillo del ojo, sigue ávidamente los resultados de su acción en su mundo, observa lo que éste piensa de él y espera de él. [...] La rosa no tiene necesidad de esta atención. Digamos como Leibniz : "La rosa para florecer no necesita que le provean de las razones de su floración. La rosa es una rosa sin que un reddere rationem, un aporte de la razón, le sea necesario a su ser de rosa. »

El Principio de razón (o La proposición del fundamento)

martin heidegger


.
.

16 comentarios:

Glo dijo...

El existencialismo fue la primera corriente que me atrajo hacia los acantilados del pensamiento, lugar al que siempre regreso, buscando "a qué atenerme", como decía Ortega.

En otro orden de cosas, quería pedirte consejo sobre qué leer de Annie Ernaux.

Un abrazo.

marisa dijo...

Y aquí estamos nosotras, que somos porque estamos, y estamos porque somos y no hacen falta razones para existir. Besos guapa...

María Socorro Luis dijo...

Así que filosofando, Mertxe...

De profundis, más besos

antxeta dijo...

Buenos días,

Encuentro el fragmento muy literario pero algo inconsistente (por obvio).

La imagen me ha recordado a Robert Graves.

Mertxe dijo...

Glo:

Yo también soy yo y mis circunstancias (y si no las salvo a ellas, no me salvo yo...). O sea, que, básicamente, Ortega es mi mentor en filosofía. Es verdad que con la edad me volví sincrética a más no poder, pero, ya te digo que Ortega es mucho Ortega...

En cuanto a Annie Ernaux, te puedo recomendar La Place para abrir boca. O su primera novela Les Armoire vides, o Les Années, la más reciente. 'Eso ocurrió' es el lema de esta escritora, inutile, donc, de chercher au-delà (eso lo digo yo).

Marisa:

Y que lo digas, hermosa mía.

Soco:

Sí, hija mía, y con la está cayendo... también son ganitas.


Para los tres, mi abrazo de los domingos.

Mertxe dijo...

Pues es una sintética del párrafo. Está pensada para ajustarse al, también, fragmento del poema de Silesius. No pretende nada más. Pero disiento en lo de inconsitente, porque Heidegger es cualquier cosa menos eso.

Gracias por tu visita, Antxeta.

antxeta dijo...

En cualquier caso, me ha gustado el poemita. Desconocía a este Silesius que ahora buscaré.
Gracias, Mertxe.

Mertxe dijo...

Gracias a ti, Antxeta, ha ido un placer recibirte.

El Aviador Capotado dijo...

Me chirría la filosofía de Heidegger: La sombra sangrienta de su colaboración con el más obsceno nazismo, el abandono y su impiedad con Hannah Arendt (qué habría sido de él sin la ayuda de tan magnífica filósofa).

Cuando leía Las Benévolas de Jonathan Littell, planeó sobre mi cabeza durante toda su lectura la umbría de tan inmoral personaje.

Saludos

Mertxe dijo...

La historia lo ha tratado bien. Se ha remarcado su paso atrás cuando se dio cuenta de lo que se planeaba con los judíos, que fuera apartado de su cargo de rector de la universidad de Friburgo. Tiene este filósofo multitud de 'exegetas'. Lo cierto es que fue muy notoria su disconformidad con los nazis y es un hecho que prohibió terminantemente que en las aulas que dirigía se produjera cualquier tipo de propaganda antisemita. No sabemos si su adhesión al monstruo (por cierto, muy al principio de asomar las fauces) fue por presiones, no se sabrá nunca, pero, al final, vivió vigilado y censurado. Eso es algo. Personalmente, nunca entenderé la fobia contra este hombre mientras que un von Braun salió de rositas de sus aventuras con el nacionalsocialismo.

Un saludo, Aviador.

Nómada planetario dijo...

Presumiblemente la rosa no tiene que debatirse frente a crisis financieras ni otras lindezas por el estilo, su única amenaza es la letal tijera.
Besos desde un rosal de terciopelo que este año luce muy bien.

Zepequeña dijo...

Existencialismo... el centro del mundo. Somos, existimos o que?

Zepequeña.

Mertxe dijo...

Rosales de terciopelo... Hummm... ¡Qué manera de provocarrr!

Besitos, vecino mediterráneo.

Mertxe dijo...

A saber, Zepequeña, a saber... Desde Blaise Pascal andamos en ésas.

Un saludo.

June dijo...

La rosa es y ha sido símbolo de tantas cosas...Un saludo

Mertxe dijo...

Un fragante símbolo, sí, tienes toda la razón, June.