domingo, 15 de febrero de 2009


.

(Del blog de Francisco Aranguren)




En esta noche, la más triste para los padres de Marta, para sus familiares y amigos, para los compañeros de su colegio, para mi hija -también- y para tantos jóvenes que han repartido fotos, han seguido angustiados por el Tuenti la busqueda de rastros y pistas, y que ahora sienten la rabia o el miedo, la tristeza. En esta noche, mi recuerdo para Marta, su joven vida derramada, mi incomprensión ante el asesinato de una niña de diecisiete años en nombre de un mal amor, ante tanta violencia machista y cruel.






No hay comentarios: