lunes, 12 de mayo de 2008



.
Parece que el tiempo se va encaminando hacia el verano. Lo parece pero no lo sé muy bien, aún no consigo hacerme con la meteorología local. A veces, cuando aquí el cielo se pone gris y el mar le sigue la corriente, me resulta imposible evitar la superposición de otro paisaje y entonces confundo los vientos y me lío con los olores. Así no hay manera, qué desastre. Me pregunto si podemos irnos del todo del lugar en que hemos brotado. Hoy hace justamente seis años que llegamos a esta maravilla mediterránea que es Mataró, pero en mis sueños sigue refunfuñando el Golfo de Vizcaya y oigo respirar a los bosques alfombrados de helechos, y una voz me dice vuelve, ven, acércate, y entonces me apoyo en una barandilla blanca, como hacía de niña, doblándome lentamente hasta que mi barbilla tocaba mis manos enlazadas, y miro la bahía que un atardecer apaga lentamente. Es todo tan real que, después, esas imágenes se asoman a mi mirada, miran por mí y, en cuanto me descuido, le dan el cambiazo a mi paisaje maresmino.
....Va a llover, y resulta que no llueve, las nubes están por las nubes, o sea, altísima y delgadísimas, estiradas como una gasa por la que se transparenta el azul. Hay poca agua en mi nueva vida, mis fantasmas lo saben, por eso me descienden solícitos el cielo. Me cuidan y por eso los quiero.
....Mataró es una ciudad importante. Es la capital del Maresme, va camino de ser la capital de todo el mundo. No, no le estoy dando a la hipérbole, ¿por qué iba a hacerlo si la realidad actual ya se ha convertido en la perfecta hipérbole de cualquier realidad pasada? Salir a la calle es alternar blanco con amarillo, marrón y negro. Salir a la calle es codearse con los otros cuatro continentes. Antes éramos uniformes, mujeres y hombres cortados por el mismo patrón, vestidos a la europea e investidos de cultura grecorromana, sólo con raspar un poquito en los idiomas ya encontrábamos el nexo que nos reúne, pero ahora bruscamente hemos vuelto a una suerte de helenismo, helenismo a lo bestia, nada que ver con aquel otro que del comercio y el intercambio de ideas fundió en un crisol riqueza y prosperidad intelectual. Esto es la globalización, señoras y señores, el capital campando por sus respetos, arruinando a unos, generalmente a los más pobres países, enriqueciendo a otros, casi siempre a los grandes y poderosos países. Se abrió el mercado de capitales, se abrió la veda, un nuevo Atila financiero anda por ahí agostando insaciable la hierba.
....La globalización nos ha traído ingentes masas humanas que, fatalmente, no conseguirán otra cosa que un trabajo precario, con frecuencia de esclavos, y, como ya vamos viendo todos los días, también un destino como el que tenían en sus países de origen: la delincuencia y la prostitución. No, no son muchos los que han conseguido un trabajo digno. Por las calles avanzamos hombro con hombro pero sin rozarnos; son escasísimos los grupos heterogéneos, ni siquiera a la salida del instituto se mezclan, por decirlo de una manera sincrética y festiva, moros con cristianos. No pasaba esto en la vieja plaza griega. Sócrates se hubiera espantado al vernos ahora, aquí, en esta arena universal que sólo sirve para reunir a los poderosos y a los esclavos. Cada uno por su lado, los esclavos emigrantes y los esclavos autóctonos sólo tienen un punto en común: la preocupación por el trabajo y la angustia por la hipoteca o el alquiler.
....Hace seis años yo me enfrenté a este paisaje. No daba crédito. Llegaba de un lugar en donde la emigración había sido inter nos, mis abuelos castellanos, los abuelos de mucha gente andaluces o extremeños, la península basculando en razón de los tiempos a fin de solventar sus propias carencias, ¡y resulta que en Mataró se había empadronado la O.N.U.! Al principio, por las calles era como una cateta que arrastraba a duras penas su asombro, alguna vez el sobresalto, siempre la extrañeza. Ya se me ha pasado. A todos se nos ha pasado el susto. Cuando hablo con mis amigos de Rente o Donosti o Zumaya me cuentan que allí también las cosas han cambiado: han crecido, se han hecho multicolores, como todos. No es tanto el cambio como en Cataluña y, en particular, en estas regiones, pero es un hecho evidente que las calles de Euskadi, de toda España, se van llenando de gentes distintas, que lo son, lo queramos o no lo seguirán siendo, y aunque el sentimiento sea idéntico, será preciso hallar claves socioeconómicas, políticas y culturales que nos permitan la convivencia en paz, la constante comunicación. Cada uno en su casa y Dios en la de todos los que quieran tenerle como inquilino, pero en la calle el respeto por la vida, los derechos humanos por encima de todo. Hay mucho por hacer, la globalización ya sabemos en el fondo lo que es, sin embargo, resistir es la definición esencial del hombre y, si es éste es el destino de la humanidad, saquémosle algún beneficio. Hagamos más soportable la globalización civilizándola. Humanizándola al máximo. Que esta garra financiera y económica no nos rompa la piel a cada momento. Habría que limarla, recortarla. ¿Cómo? Democratizando las organizaciones capaces de domeñarla.
....A ver si hay suerte.


.

2 comentarios:

giovanni dijo...

Impactante tu reflexión, discurso, grito.

Como no conozco a Mataró lo busco en Internet. El primer "hit" está en holandés, el segundo en catalán, y el primer clic me da el siguiente texto:

Formació contínua 2008

Si tu millores les teves competències, la teva feina i la teva empresa també millorarà.

El SOM t’ofereix cursos, seminaris i tallers perquè puguis seguir endavant amb el teu projecte professional i/o empresarial. Accions formatives que donaran un valor afegit a la teva feina i a la teva empresa: el nou pla general comptable, gestió financera, noves tendències del màrqueting, eines de gestió empresarial innovadores, motivació i lideratge, conciliació...

Si vols conèixer el Pla de formació contínua del SOM 2008-2009, aquí tens una descripció de cadascuna de les accions que et proposem perquè puguis escollir aquella que més s’adeqüi a les teves necessitats.

Qúe te parece esto? Scusi, me hubiera gustado dar un comentario más optimista...

Un abrazo

Mertxe dijo...

Giovanni, te paso esta dirección para que conozcas la ciudad:

http://es.wikipedia.org/wiki/Matar%C3%B3

Y por si quieres conoces Donostia (en esp. San Sebastián), MI ciudad, mi tierra, mi corazón, apunta esta otra:

http://es.wikipedia.org/wiki/San_Sebasti%C3%A1n

Y en esta página, de un fotógrafo estupendo, todo lo que quieras de Donosti:

http://www.fotosdonosti.com/

Ángel Conde es el artista. A través de sus ojos Donosti no es que resulte más bella, pero sí más cálida.

Gracias, amigo, por tu comentario. Un cordial saludo.