domingo, 13 de enero de 2008

Fue poeta entre 1925 y 2008


.
Publicado en 1956, éste fue su primer libro de poemas. De ahí a esas diecinueve últimas composiciones, Poemas inéditos, que conforman la antología 101+19=120 poemas median cuarenta y cuatro años de crónica incesante, no sólo del tiempo que le tocó vivir, sino de prácticamente todo el siglo XX.
....Esta obra llegó a mis manos a mediados de los 80. Vi en ella cosas que ya llevaban algunos años  en mi vida, por eso me reconocí en sus versos hasta el punto de dolerme con intensidad de mis paraísos perdidos. Cada generación sufre sus expolios lo mejor que puede y la mía tenía unos cuantos que lamentar. No eran tan terribles como los del poeta porque nosotros, los niños de la posguerra, no vivimos ninguna guerra de sangre, pero se pueden vivir otras que, sin ser cruentas, también resultan devastadoras. Leyendo Áspero mundo me recordé a la deriva y sola en medio de un año que, en mi caso, tuvo nada menos que 3.650 días. Durante todo ese tiempo estuve llamando pasión a lo que era pura histeria. Existí a toda velocidad, distanciada de mí misma, ajena, extraña, otra. La fiebre me hizo creerme adulta, libre, fuerte. Un auténtico desvarío. Hasta que un día desperté y dije mi nombre. Mertxe. Y entonces me sentí pequeña, limitada, vulnerable, yo. Volví, volví a mí para saber que la vida siempre contiene dos vidas. La deseada y la real. Pero he seguido a la deriva entre ambas. Entre Caribbdis y Escila, sin remedio entre las olas, y ahora, cuando escribo mi nombre...
..
Cuando escribo mi nombre,
lo siento cada día más extraño.
¿Quién será ése?
me pregunto.
Y no sé qué pensar.
Ángel.
Qué raro.
.

.
(De otro modo", del poemario Deixis en fantasma, 1992)


.
.

2 comentarios:

Glo dijo...

¡Qué bella reseña!

Mertxe dijo...

Pues muchas gracias, Glo.