domingo, 27 de enero de 2008

Carta sobre la Eterna Cuestión

El Doctor Wernher von Braun, padre del programa espacial de la NASA, escribió la siguiente carta a la junta de educación del estado de California el 14 de septiembre de 1972:


.
....Estimado Sr. Grose:
.
....En respuesta a su pregunta acerca de mi punto de vista personal concerniente al caso en favor del designio como teoría científica viable sobre el origen del universo, la vida y el hombre, me siento complacido al hacer las siguientes observaciones:....Para mí, la idea de creación no puede concebirse sin invocar la necesidad de designio. Uno no puede estar expuesto a la ley y al orden del universo sin concluir que debe haber diseño y propósito detrás de todo esto. En el mundo a nuestro alrededor podemos contemplar las obvias manifestaciones de un plan o designio ordenado y estructurado. Podemos ver la voluntad de las especies para vivir y reproducirse. Y nos sentimos humildes frente a las poderosas fuerzas en acción a nivel de las galaxias, y ante el orden con propósito en la naturaleza, que dota a una minúscula y torpe semilla con la habilidad para convertirse en una hermosa flor. Mientras más entendemos las complejidades del universo y de todo lo que en él se encuentra, mayor razón hallamos de maravillarnos ante el inherente designio en el cual está basado.....Aunque admitir un designio para el universo finalmente levanta el asunto de un Diseñador (un tema ajeno a la ciencia), el método científico no nos permite excluir datos que conducen a la conclusión de que el universo, la vida y el hombre se basan en un diseño. Ser forzados a creer en una sola conclusión -que en el universo todo ocurrió por casualidad- violaría la objetividad de la ciencia misma. Ciertamente hay quienes sostienen que el universo evolucionó a través de un proceso al azar, pero, ¿qué proceso al azar podría producir el cerebro del hombre, un sistema del ojo humano?
....Algunas personas dicen que la ciencia no ha podido probar la existencia de un Diseñador. Admiten que muchos de los milagros en el mundo a nuestro alrededor son difíciles de comprender, y no niegan que el universo, tal como la ciencia moderna lo ve, es en verdad mucho más maravilloso de lo que pudo percibir el creacionista medieval. Pero  ellas aún sostienen que, puesto que la ciencia nos ha proporcionado tantas respuestas, pronto llegará el día en que podremos entender aún la creación de las leyes fundamentales de la naturaleza sin un designio divino. Desafían a la ciencia para que pruebe la existencia de Dios. Pero ¿debemos realmente encender una vela para ver el sol?
....Muchos hombres inteligentes y de buena fe dicen que no pueden visualizar a un Diseñador. Bien, ¿puede un físico visualizar un electrón? El electrón es materialmente inconcebible y, sin embargo, es tan conocido por sus efectos que lo usamos para iluminar nuestras ciudades, para dirigir los aviones a través del cielo nocturno y para tomar las medidas más exactas. ¿Qué extraño razonamiento hace que algunos físicos acepten la realidad de los inconcebibles electrones mientras que, a la vez, rehusan aceptar la realidad de un Diseñador porque no pueden concebir tal idea? Me temo que, aunque en realidad ellos tampoco comprenden el electrón, están dispuestos a aceptarlo porque lograron producir un torpe modelo mecánico de él empleando su experiencia limitada en otros campos, pero no sabrán cómo comenzar a construir un modelo de Dios.....He tratado el aspecto de un Diseñador en forma bastante extensa porque, posiblemente, la principal resistencia para aceptar el caso en favor del designio como viable alternativa científica al actual caso en favor de la causalidad resida en que es inconcebible, en la mente de algunos científicos, la idea de ese Diseñador. No debería permitirse que lo inconcebible de un asunto fundamental (que siempre estará fuera del alcance de la resolución científica) descarte una teoría que explica la interrelación de los datos observados y es útil para predecir.....En la NASA a menudo nos preguntaban cuál fue la verdadera razón de la asombrosa cadena de éxitos que tuvimos con nuestros vuelos Apolo a la Luna. Creo que la única respuesta honesta que podíamos dar era que tratamos de no pasar por alto nada. En ese mismo sentido de honestidad científica, apoyo que en las clases de ciencia se presenten teorías que sean alternativas respecto al origen del universo, la vida y el hombre. Sería un error ignorar la posibilidad de que el universo haya sido planeado en vez de haber surgido por casualidad.






.
BREVE BIOGRAFÍA:

.
.
Wernher von Braun (1912-1977), ingeniero de origen alemán, nacionalizado estadounidense y conocido por el desarrollo del cohete con combustible líquido. Nació en Wirsitz (hoy Wyrzysk, Polonia). Recibió el título de doctor en filosofía por la Universidad de Berlín en 1934. Von Braun comenzó los experimentos con cohetes en su juventud. Desde 1937 hasta 1945 fue director del centro de investigación de cohetes alemán en Peenemünde, junto al mar Báltico, encargado de construir el cohete con combustible líquido de gran alcance V-2, utilizado para el bombardeo de Inglaterra durante la II Guerra Mundial (véase Cohete). En 1945 llegó a Estados Unidos como consejero técnico del programa de cohetes de Estados Unidos en el White Sands Proving Grounds de Nuevo México. En 1950 fue enviado a Huntsville, Alabama, donde durante diez años dirigió el programa de misiles Redstone. Von Braun adoptó la nacionalidad estadounidense en 1955. En 1960 dirigió las operaciones de desarrollo técnico del centro de vuelos espaciales George C. Marshall (NASA) en Huntsville. Fue el responsable de la construcción del vehículo de lanzamiento Saturno V que se utilizó, junto con la nave espacial Apolo, en el programa de alunizaje tripulado. (Enciclopedia Microsoft® Encarta® )


.

....Sinceramente:


............................................................Wernher von Braun

2 comentarios:

Juan Luis dijo...

La eterna e interesante cuestión. Me malicio que por el camino de la ciencia nunca se alcanzarán certezas. Al final es una cuestión de fe, o sea, vuelta al catecismo, o sea, humildad. En fin, una pequeña elucubración...

Mertxe dijo...

Cierto...