miércoles, 30 de enero de 2008

Cuando el horizonte ya no retrocede



.
La vejez es mucho más que cabellos blancos, arrugas, la sensación de que es muy tarde y el juego ha terminado, que el estrado pertenece a la siguiente generación. El verdadero demonio no es el debilitamiento del cuerpo, sino la indiferencia del espíritu.

Un arte de vivir. ANDRÉ MAUROIS


.

2 comentarios:

El Aviador Capotado dijo...

Ver pasar un zafio
E intentar amarle
Ver una barricada
Y querer defenderla
Ver morir la emboscada
Y después no rendirse
Ver el gris de los barrios
Querer ser Renoir.

J. Brel

Saludos

Mertxe dijo...

¡Ah, Brel!