miércoles, 2 de septiembre de 2015






Cielos nublados. Un sol triste y sin fuerzas apenas puede con ellos. El aire viene cargado de humedad y huele a otoño y a rosas recién apagadas. No es casualidad que haya buscado esta canción. La atmósfera del día, la última lectura de ayer perseguida por un sueño de sepulcros iluminados, con la voz de Romeo resonando al fondo del helado mausoleo, "¿por qué estás hermosa? ¿será que el descarnado monstruo te ofrece sus amores y te requiere para su dama?", y luego el silencio, el breve silencio que rompe Julieta... 



jueves, 27 de agosto de 2015




Cioran ? Lui-même s'est défini dans son ouvrage Les larmes et les saints :
" la passion de l’absolu dans une âme sceptique ! " 






Sitio recomendado: https://www.facebook.com/LiteraturaYPsicoanalisis?fref=photo







martes, 25 de agosto de 2015


"La verdadera patria del hombre es la infancia." 
(Rainer Maria Rilke)






Después de la lluvia lo que más me gustaba eran los charcos, todos, todos los charcos, recuerdo muy bien que no dejaba pasar ni uno. Saltaba entre aquellos mares diminutos, jugando a sortearlos pero siempre terminaba en su interior, empapada y feliz, feliz y temerosa de la bronca en casa, temerosa pero soñando. La infancia siempre sueña. La infancia es esa parte de la vida que dura eternamente y se reclina en la memoria para mirarnos transcurrir por las edades. Ella no cambia, persevera en ese tiempo de la lluvia y los charcos; espera, nos espera, sabe que volveremos cualquier día, sin previo aviso, más altos y arrugados, deshechos y cansados, rotos por el despiadado oleaje de los años. Extenderá su mano hacia nosotros para invitarnos a sus sueños, y entonces veremos desvanecerse el triste cuerpo que arrastrábamos y todo volverá a ser lo que creímos perdido. 



domingo, 23 de agosto de 2015


Si te miro, me miro. La prueba es que, cuando lloro, mis lágrimas tienen tu sal.






Padre mar, ya sabemos
cómo te llamas, todas
las gaviotas reparten
tu nombre en las arenas:
ahora, pórtate bien,
no sacudas tus crines,
no amenaces a nadie,
no rompas contra el cielo
tu bella dentadura,
déjate por un rato
de gloriosas historias,
danos a cada hombre,
a cada
mujer y a cada niño,
un pez grande o pequeño
cada día.


(Un fragmento de "Oda al mar", de PABLO NERUDA)



SITIO DE LA IMAGEN: https://twitter.com/de_la_plaza_AE?lang=es